Naturaleza

Imagen historia

Flora

Lo más destacable de la flora de fuenterrebollo es la gran cantidad de pinares, la inmensa mayoría de pinos resineros, aunque podemos ver algunos pinos piñoneros y varios pinos silvestres. También hay en gran cantidad chopos de varias especies, rebollos, enebros, sabinas, majuelos, zarzas, helechos, nogales, higueras, sauces, aulagas, retamas, jara, lavandas, salvias, tomillos y alguna encina y fresno... También es de destacar la gran variedad de setas que se crían en los pinares, como Níscalos, turmas, champiñones, etc.

Imagen historia

Fauna

La variedad de especies animales en el término municipal es inmensa. El gran número de lagunas existentes, hacen que estas sean un ambiente ideal para tencas, sapos, ranas, barbos, carpas y culebras de agua. También es posible encontrarse con ánades. También es rico en reptiles, con una gran población de lagartijas, lagartos y pequeñas culebras. Pero sin duda, donde hay mayor variedad de especies es en las aves; En el pueblo, son muy abundantes las golondrinas, gorriones, carboneros, verderones, palomas, y como no, cigüeñas, con un nido en la torre de la iglesia, en el que se han llegado a contar hasta 7 ejemplares de dicha especie. Ya en las afueras del pueblo, en las zonas de cultivo de cereales y girasoles, y algo mas alejado, en los pinares, nos encontramos ya con perdices, codornices, grajos, milanos, carracas, abubillas, picapinos, grajillas, urracas, azores, e incluso, alguna pareja de búhos y lechuzas. Cogiendo el camino que nos lleva desde Fuenterrebollo hasta el parque natural del Duratón, según nos acercamos al parque, nos empezaremos a encontrar con aves como el buitre leonado, alimoches, halcones, cernicalos y algunas especies de águilas. Entre los mamíferos, las especies mas comunes son erizos, topos, musarañas, murciélagos, conejos, liebres, ardillas, jabalíes, zorros, tejones y comadrejas.

Imagen historia

Lagunas

Otro elemento natural característico de Fuenterrebollo es su riqueza hídrica. Y es que la formación de charcos y lagunas es frecuente en estas tierras arenosas y con escasas pendientes. Son humedales enclavados en sistemas dunares de origen continental. Algunas de esas lagunas que salpican el término de Fuenterrebollo son: La de los Hombres, Barrancalejo, Zorreras, Navamazos, Tremedosa, Navaliesteva, Rinconada, Dehesa, Cencerradas, Carreto, Honda, Herrero, San Roque.

Imagen historia

Cubo Terreña

Fuente o manantial de forma circular, como un gran cubo, del que siempre mana agua hasta la superficie. De hecho, un reguero discurría desde allí hasta los viejos lavaderos con losas de madera, donde antaño se lavaban la lana.
Pero la curiosidad de este rincón emblemático de Fuenterrebollo en el que hace siglos cuentan estuvieron asentados los árabes en su paso por la Península Ibérica estriba en que en invierno el agua sale caliente y en verano mana fría.

Imagen historia

Hoces del Duratón

A escasos 4 Kilómetros de Fuenterrebollo se encuentra el Parque Natural de las Hoces del Rio Duratón. En esta zona, el río se ha encajado en un profundo cañón que, en algunos lugares, alcanza más de 100 metros de desnivel. Al interés y belleza del paisaje hay que añadir la gran riqueza arqueológica e histórica que encierra en su interior esta garganta. En los altos farallones rocosos anidan unas 500 parejas de buitres leonados, acompañadas de un buen número de alimoches, águilas reales y halcones peregrinos. Además esta visita la puedes completar visitado la Ermita de San Frutos y el Convento de la Hoz que se encuentran dentro del Parque.